Preguntas frecuentes

Tengo el pie estrecho

Elija siempre modelos que se ajustan en el empeine con correas o cordoneras.

Tengo juanetes, ¿qué debo tener en cuenta?

Elija modelos lisos en el área del juanete, sin pliegues, correas u adornos. Evite los tacones muy altos. Somos muy conscientes de este problema a la hora de concebir el diseño, además utilizamos cuero suave y nuestras hormas tienen un calce bastante generoso.

¿Los zapatos de piel se agrandan con el uso?

Sí, pero sólo en anchura, nunca en longitud.

La parte posterior del talón se sale, es demasiado grande, ¿necesito una talla menos?

Puede añadir una media plantilla (nunca entera) de 1 a 2 mm de espesor para evitar que el pie se deslice hacia delante y mantenga su talón sujeto. A veces en necesario añadir más de una plantilla en uno de los zapatos, ya que es muy común tener un pie más grande que otro. Las plantillas están disponibles en grandes superficies o farmacias, pero en ocasiones pueden ser demasiado gruesas y hay que quitar parte de la esponja.

Tengo un pie más pequeño que otro

Esto es bastante normal. Evite los zapatos que no sujetan en el empeine. Puede añadir una media plantilla de 1 o 2 mm (según el espesor que necesite) al interior del zapato de su pie más pequeño hasta que se sienta cómoda.

¿Puedo acortar los tacones? Me encantan estos zapatos, pero son demasiado altos

No. Surgirán otros problemas si acorta el tacón

¿Puedo teñir mis zapatos?

Sí, pero con un tinte especial para el cuero, con tintes de anilina. Pero siempre ir a un tono más oscuro que el original. No trate de teñir un zapato negro en rojo. Recomendamos llevar los zapatos a tintar a un buen zapatero o un profesional del cuero.

¡La suela de cuero se está pelando!

Al andar bajo la lluvia o en suelo húmedo durante mucho tiempo, el color que cubre la suela se puede pelar, ya que el cuero es poroso y absorbe el agua. Pero esto sólo ocurre en casos extremos. Deje secar completamente, limpie la zona y aplique una crema de zapato color oscuro.

¿Cómo limpiar mis zapatos?

Sólo usamos pieles de alta calidad, con un tratamiento natural y poco pigmento, por lo que admiten una limpieza limitada. Nunca moje el cuero, ni lave el zapato entero con jabón, la piel se endurecería y el zapato se deformará y será inservible.

Estos son algunos consejos para la limpieza:

Limpieza del cuero ante:

Si los zapatos se han mojado, déjelos secar completamente. Limpie usando un cepillo especial para ante y luego utilice un spray impermeabilizante para ante. Se debe rociar periódicamente, eso no quiere decir que ya no absorba el agua, pero resiste más.

Limpieza del cuero:

Utilice un paño limpio y suave, ligeramente húmedo. Limpie suavemente todo el zapato sin mojarlo. Recomendamos aplicar periódicamente una crema nutritiva para el cuero.

Limpieza de colores claros:

En este caso es lógico que la suciedad sea más visible y que necesite limpiarlo más a menudo. El procedimiento a seguir es el mismo que anterior.

Limpieza de manchas de líquidos o aceite:

Es muy difícil quitar este tipo de manchas. Cuando se manchan con líquidos, limpie lo más rápidamente posible. Por esta razón es tan importante el uso de aerosol impermeabilizante y crema nutritiva, que sellará los poros y minimizará el daño en caso de accidente.

Limpieza de charol:

La piel charol lleva una película protectora. Limpie con un paño húmedo, no es necesario ninguna crema.

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar